La bofetada al presidente de Francia, Emmanuel Macron

0
156
image_pdfVer en PDFimage_printImprimir
Si trabajara para Associated Press, hoy hubiera escrito este artículo periodístico:
 
 
”Un joven francés, Damien T., de tan solo 28 años de edad, fue atacado brutalmente por 5 agentes de seguridad. Luego fue reducido violentamente por la policía francesa, esposado y humillado frente cientos de testigos. El joven activista que no tenía un pasado de violencia, fue ingresado contra su voluntad en un vehículo militar y trasladado a una prisión de máxima seguridad, donde lo hicieron desvestir, le quitaron todas sus pertenencias y lo despojaron de los derechos humanos más básicos que un ciudadano francés jamás debería perder. El impacto que este abuso de poder va a tener sobre la estabilidad emocional del joven Damien es indescriptible. Además, las autoridades del hospital de salud mental de París y la comisión de salud mental de las Naciones Unidas advierten acerca de los nocivos efectos psicológicos de largo plazo que este brutal arresto tendrá sobre los padres, hermanos y los pequeños sobrinos de Damien. Estos actos de violencia desproporciónales de parte de la policía francesa son crímenes de lesa humanidad y deben ser condenados por todas las instituciones establecidas para defender los derechos humanos”
 
Si mi nota terminase aquí, sería perfectamente similar a la manera que casi todos los medios de comunicación informan al mundo cuando Israel responde militarmente a los ataques criminales iniciados desde Gaza. Cuando se trata de Israel, los periodistas victimizan al criminal e ignoran por completo el delito original que desencadenó el uso de la fuerza.
 
Y si el crimen de Hamás NO debe ser mencionado ¿por qué sería entonces relevante mencionar que Damien T. le dio una bofetada al presidente francés, Emmanuel Macron? ¿Por qué la justicia de Francia condena desproporcionadamente  a Damien  T a 4 ¡meses de cárcel! en lugar de resolverlo todo con una simple bofetada de Macron a Damien? Eso sería verdaderamente proporcional….
 
Y no solo se trata de los medios de comunicación. Cuando Hamás ataca a Israel con misiles y cohetes, con el explícito objetivo de matar a tantos judíos como fuese posible, los líderes de la Unión Europea, ni mencionan a Hamas y se apuran a condenar a Israel por el «uso desproporcionado de la fuerza”…
Siguiendo este ridículo razonamiento, la próxima vez que Hamás le dé una bofetada a Israel, el Estado judío debería responder de una manera más canónica y europea: sufrir el golpe sin reaccionar y ofrecer la otra mejilla…. como hizo Macron.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here