viernes, abril 12, 2024
InicioShema Israel¿Cómo sabemos que Dios existe?

¿Cómo sabemos que Dios existe?

image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

La Parashá de esta semana, Vaetjanán, contiene dos textos cardinales de la fe judía: Los Diez Mandamientos y la primera parte del Shemá Israel. Hoy analizaremos brevemente el primer versículo del Shemá. Para aprender un poco más acerca de Los Diez Mandamientos, consulta el enlace a continuación.

Para empezar, recordemos que el Shemá Israel no es formalmente una oración. No es un texto en el que alabamos a Dios o pedimos Su ayuda. El Shemá completo, que recitamos todos los días, contiene nuestra declaración de fe en la existencia y unidad de Dios, nos educa para amar a Dios, nos insta a cumplir sus mandamientos y nos exhorta a comportarnos con santidad.

שמע ישראל ה אלוקינו ה אחד

«Escucha, Israel, HaShem es nuestro Dios, HaShem es uno»

Este primer versículo del Shemá Israel contiene tres mensajes muy importantes que constituyen los principios de nuestra fe.

Que Dios existe.

Que somos los únicos testigos de Su revelación.

Que Dios es uno.

¿CÓMO SE DICE «DIOS EXISTE» EN HEBREO?

La palabra más significativa en este tema, irónicamente, no está EXPLÍCITAMENTE escrita en el pasuq (versículo bíblico). Nuestro versículo dice literalmente: «Escucha Israel, HaShem nuestro Dios, HaShem uno». Pero la traducción correcta es: «Escucha Israel, HaShem ES nuestro Dios, HaShem ES uno». ¿Por qué estos dos verbos no están explícitamente incluidos en este versículo? En hebreo bíblico no se conjugan en el presente de la manera que ocurre en otros idiomas. Para indicar el presente, en hebreo solo se usa el pronombre y el sustantivo. Cuando digo, por ejemplo, ANI QORE, que generalmente se traduce como «yo leo», en realidad estoy diciendo «en este momento, soy un lector». Es por eso que cuando se quiere decir el verbo «ser» en presente, «es» o «soy», ¡no se dice nada! Si quiero decir «esta silla ES blanca» diré «hakise laban»= «Esta silla … blanca». Y cuando quiero decir «HaShem ES nuestro Dios» diré «HaShem… nuestro Dios».  La idea de «SER» transmite el mensaje MÁS importante de todo el Shemá Israel. La afirmación de que Dios «ES» implica que Dios «EXISTE», lo cual constituye el principio número uno de la fe judía.

¿CÓMO SABEMOS QUE DIOS EXISTE?

La respuesta a esta pregunta se presenta en la segunda parte de este versículo: «HaShem es ‘nuestro Dios’». Aquí el énfasis no está en la palabra «es» sino en la palabra «nuestro».

En el judaísmo, la creencia en Dios se basa primero, en el hecho de que los judíos somos los únicos testigos de la Revelación Divina (אתם עדי). En el Monte Sinaí, cuando Dios nos eligió entre todas las naciones, hizo un pacto con nosotros y nos dio su Tora, se reveló a nuestros antepasados. Todo el pueblo oyó la Voz Divina, transmitiendo al pueblo los primeros dos mandamientos. Esta experiencia se describe como «y todo el pueblo veía las voces [Divinas]». La Tora no utiliza un lenguaje normal, «escuchaba» las voces, sino una expresión anormal «veía las voces», para indicar un evento extrasensorial, sobrenatural, una especie de telepatía profética. Este evento “impactante” (incluso “traumático”) quedó grabado en nuestra memoria genética, y nos convertimos así en el único grupo humano que ha experimentado directa y colectivamente la Revelación Divina. El rabino Yehuda haLeví mencionó hace unos 1.000 años, que otras religiones ni siquiera han pretendido haber experimentado una revelación colectiva, algo que cuando es falso es imposible de sostener. Se basan, en cambio en supuestas «revelaciones privadas» a individuos como Yeshu, Mahoma o Joseph Smith. Ahora podemos entender mejor el segundo mensaje del Shemá Israel: “HaShem es NUESTRO Dios”, nos recuerda que Dios se reveló a nosotros. Y esta experiencia de la revelación divina nos transformó en testigos de Su existencia.

¿QUÉ SIGNIFICA QUE DIOS ES UNO?

El monoteísmo judío, la creencia de que solo hay un Dios y que no existe ningún otro poder independiente de Él, es probablemente la más revolucionaria a nivel intelectual y cultural de la Torá. Para el hombre antiguo, era imposible pensar que solo existe un Dios. Los seres humanos naturalmente percibimos la realidad en términos de eventos conflictivos y contradictorios: vida y muerte; luz y oscuridad; guerra y paz; alegría y dolor, etc. Era imposible para la mente pagana concebir que el complejo espectro de esta realidad ¡proviene de un solo Dios! La conclusión más normal, intuitiva y lógica es que el mundo está gobernada por multiples dioses , cada uno a cargo de un determinado poder, y que están en un conflicto permanente entre sí. Desde el aspecto psicológico, el politeísmo también es la forma más natural de proyectar ese mismo aspecto de la realidad humana: los dioses poseen los mismos conflictos, intereses y apetitos que los seres humanos. Concebir UN SOLO DIOS, que es el Creador, y que tiene control sobre TODOS los aspectos contradictorios de nuestra compleja realidad humana, es absolutamente revolucionario (casi «insano»).

Puede ser difícil para nosotros percibir hoy la escala y el increible impacto de esta revolución , simplemente porque la mayoría del mundo civilizado ha rechazado el politeísmo y adoptado el monoteísmo judío.

Para resumir: El primer versículo del Shemá Israel no es una oración que recitamos a Dios. Es un texto bíblico dirigido hacia nosotros. Nos recuerda los principios más importantes del judaísmo y nos exhorta a repetirlos todos los días, como un Juramento de Lealtad a HaShem, nuestro Dios.

Rab Yosef Bittón

RELATED ARTICLES

2 COMENTARIOS

  1. los verbos en hebreo en presente si se conjugan, solo el verbo ser y estar no se conjuga. LOS PRESENTES EN HEBREO TIENEN TRIPLE FUNCION POR ESO EL PRESENTE SE LLAMA BENONI, SE DICE , ANI KORÉ, YO LEO, Y SI DIGO HAKORE KORE, EL PRIMER KORE POR TENE EL ARTICULO DEFINIDO OFICIA DE SUSTANTIVO, LECTOR, Y EL SEGUNDO KORÉ DE VERBO.
    NO HACE FALTA DECIR HAKISÉ HAZE SHAJOR PARA DECIR ESTA SILLA ES NEGRA, CON DECIR HAKISE SHAJOR Y EL ARTICULO DEFINIDO ESTE EN EL SUSTANTIVO, HAKISE, ES UNA ORACION NOMINAL, ASISE LLAMAN, SON AQUELLAS CUYA TRADUCCION SERA LA SILLA ES NEGRA
    AGREGO PRESENTE COMO ADJETIVO, LEV SHOMÉA, CORAZON OYENTE O SNÉ BOÉR, ZARZA ARDIENTE

Los comentarios están cerrados.