El Mashiaj y los precios de las casas en Israel (Parte 4)

0
134
image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

He recibido varias preguntas de lectores de Halajá of the Day sobre el tema del Mashiaj. Hoy voy a referirme a 2 de estas preguntas, y en un próximo artículo sobre este tema B»H abordaremos las demás.

1. ¿Estamos cerca de los tiempos del Mashiaj?

INTRODUCCION

Confieso que hasta que leí Maimónides, tenía muchas dudas y estaba muy confundido respecto al Mashiaj y a los tiempos mesiánicos. Y también tenía una visión un poco mágica o infantil sobre el tema.  Fue gracias a Maimónides y a su judaismo inteligente que pude aclarar muchas de esas dudas y me di cuenta de que yo sufría «un problema psicológico» que es posible que afecte a muchos más: La realidad de los tiempos mesiánicos, de acuerdo a la descripción de Maimónides, está tan cerca de nuestra propia realidad que nos cuesta apreciarla. Es como que hay una resistencia inexplicable a reconocer nuestro privilegio presente.  Este es un fenómeno psicológico que ya fue identificado y advertido por nuestros Sabios, cuando se refirieron a la ingratitud: ”El que vive un milagro, no lo percibe” (o no lo quiere percibir) “ אין בעל הנס מכיר בנסו.   El Mashiaj de Maimónides se basa en dos personajes importantísimos de la historia judía: El rey David y Shimón Bar Kojbá. El rey David representa el modelo ideal de un gobernante judío, cuya misión es que los judíos sigamos la Ley Divina. 1200 años después, un descendiente del rey David, Bar Kojbá, quiso, pero no pudo, «restaurar» la soberanía judía en la tierra de Israel, para que la Torá se transforme nuevamente en la ley de su pueblo. Lo más característico del Mashiaj, que Maimónides sugiere al mencionar estas dos figuras históricas, –y el punto que el judío promedio más ignora– es el carácter «histórico» y «nacional» -–no mitológico-– del Mesías judío, que es completamente diferente al Mesías representado por los no judíos.  Debemos superar esta barrera psicológica y ser capaces de estar infinitamente agradecidos a Boré Olam “shehejeyanu, vekiyemanu vehigiaynu lazeman haze” por la oportunidad de vivir en estos tiempos que son como la antesala de los tiempos mesiánicos, como explicaremos a continuación.

Veamos lo que hay y lo que nos falta respecto al Mashiaj.

SHIABUD MALJUIYOT

Ya tenemos un estado judío soberano: Medinat Israel. No olvidemos que de acuerdo a Maimónides, la gran diferencia entre los días mesiánicos y nuestros días es: shi’abud maljuyot, es decir, que los judíos no vamos a estar bajo el yugo de los Goyim, como sucedía, por ejemplo, en los tiempos de Bar Kojbá.

SHALOM

Luego de 75 años de guerras contra nuestros enemigos, a partir de los recientes “acuerdos de Abraham”, casi milagrosamente, tenemos tratados de paz con países que eran nuestros más feroces enemigos. Y parece que pronto va a haber otros acuerdos de paz (quizás con Qatar y Arabia Saudita). En los tiempos del Mashiaj tendríamos que alcanzar la paz hasta con países como Irán y otras naciones que hoy odian a Israel. ¿Cómo ocurrirá esto? De acuerdo a los Sabios, en los días del Mashiaj las naciones reconocerán y servirán a HaShem y verán a Israel como el pueblo de Dios. Esto traerá una era de paz y ausencia de conflictos y de corrupción (ver texto de Maimónides más abajo).  No estamos allí todavía, pero parecería que estamos más cerca.

TORA Y TIKKUN OLAM

En el presente, el Estado de Israel no tiene una constitución escrita. Y parte de nuestra aspiración mesiánica es que el estado judío vuelva a tener a la Torá como su constitución. Pero ¡no estamos tan lejos! En el Israel moderno hay áreas legales, como casamientos y divorcios, que ya se rigen por la ley de la Torá. Y en muchas áreas de ley civil, uno puede optar por un proceso legal a través de un tribunal rabínico o Bet Din.   Además, la demografía del estado judío está cambiando, y creo que cada vez hay más gente observante, lo que va a ayudar para que B”H la Torá se siga afianzando como la única Ley de Israel.  Una vez que esto suceda, el pueblo judío será OR LAGOYIM, la luz de los pueblos, el modelo a seguir por las demás naciones, que de alguna manera reconocerán al Dios de Israel y lo servirán.

BET HAMIQDASH

En 1967, al finalizar la guerra de los Seis Días, tuvimos la oportunidad de recuperar el Templo, y la dejamos pasar…. Esto, en mi opinión,  fue uno de los peores pecados nacionales de nuestra historia, cuando el Waqf nos entregó las llaves de Har HaBayit e increíblemente, un general israelí muy conocido ¡las devolvió! Ver aquí Creo que desde los tiempos de Jerobam ben Nebat, no cometimos un error histórico tan trágico y de consecuencias tan serias.   De cualquier manera, seguimos estando cerca de la posibilidad de reconstruir el Templo ¿Por qué? Porque ya tenemos Yerushalayim; es nuestra capital, y en teoría, tenemos la soberanía sobre el Har HaBayit, el Monte del Templo, que es donde B”H en los tiempos del Mashiaj se construirá el Bet HaMiqdash.

En resumen y enfocándonos en la pregunta mencionada,  el terreno está más preparado que nunca para la llegada del Mashiaj.  Pero para apreciar esto, era necesario saber primero qué esperamos de los tiempos mesiánicos. Y además, y esto es superimportante, comprender que para Maimónides los eventos mesiánicos se desarrollarán de una manera gradual, como decimos en la Berajá en la que todos los días rezamos por el mashiaj: מצמיח קרן ישועה, la redención del pueblo judío «brotará como un retoño y florecerá», es decir, se trata más de un desarrollo histórico — parte de un proceso que B»H ya estamos viviendo-– que de un evento singular y apocalíptico que está más asociado a la idea de la Parusía cristiana que al Mesías judío.

2. ¿Qué diferencias habrá entre estos tiempos y los días del Mashiaj?

Dejé para el final uno de los eventos más trascendentes que ocurrían en los tiempos mesiánicos: KIBUTS GALUYIOT, es decir, el regreso de todos los judíos a Israel. Pero, ¿cómo se instrumentará este regreso a Israel?  En primer lugar, creo que cuando llegue el Mashiaj no nos va a llevar a Israel “de las orejas”. ¿Por qué digo esto?  Porque estimo (pero puedo estar equivocado) que el proceso de la GUEULÁ va a ser similar al que ocurrió en Yetsiat Mitsrayim: la salida de Egipto. Los judíos tuvimos la oportunidad de marcharnos de Egipto, pero HaShem, o Moshé, no nos «obligaron» a salir. De hecho, uno de nuestros Sabios dijo algo que suena vergonzoso: que el 80% de los judíos ¡eligieron quedarse a vivir en Egipto! Esto me hace pensar que quizás también en la época del Mashiaj algunos judíos se pierdan la oportunidad de regresar a Israel… . Para concluir este tema, y siguiendo lo más seriamente posible la opinión de Maimónides, creo que una de las grandes diferencias entre los días actuales y los días del Mashiaj se va a notar en los precios de las viviendas. Mientras que en todas las ciudades del mundo dónde viven los judíos, los precios de las viviendas caerán estrepitosamente, en Israel, las viviendas, que hoy ya están carísimas, costarán por lo menos 10 veces más que ahora. Yo siempre digo, un poco en broma, un poco en serio, que si un judío proclama a diestra y siniestra que el Mashiaj viene YA, debería poner su dinero donde pone sus palabras, ¡e invertir todo lo que tenga en comprar una propiedad en Israel! Y si no lo hace, me parece que no hay que tomarlo muy en serio cuando habla de su Emuná Shelemá en la inminente llegada del Mashiaj….

Si te quedan preguntas sobre el Mashiaj, por favor, envíalas a [email protected]

 

TEXTOS DE MAIMONIDES

MT Hiljot Melajim, capítulo 12

א  אל יעלה על הלב שבימות המשיח, ייבטל דבר ממנהגו של עולם, או יהיה שם חידוש במעשה בראשית; אלא עולם כמנהגו הולךוזה שנאמר בישעיה «וגר זאב עם כבש, ונמר עם גדי ירבץ«, משל וחידהעניין הדברשיהיו ישראל יושבין לבטח עם רשעי העולם, המשולים בזאב ונמרשנאמר «זאב ערבות ישודדםנמר שוקד על עריהם»  ויחזרו כולם לדת האמת, ולא יגזולו ולא ישחיתו, אלא יאכלו דבר המותר בנחת כישראל, .שנאמרואריה כבקר יאכל תבן…“

אמרו חכמים, אין בין העולם הזה לימות המשיח, אלא שיעבוד מלכייות בלבד.

«Que no se le ocurra a uno pensar que en los días del Mesías algo cambiará en las leyes físicas y naturales establecidas desde los tiempos de la Creación: en realidad el mundo seguirá su orden natural.  Y lo dicho en Isaías “Y el lobo morará con el cordero, y el tigre se recostará al lado de la cabra” (Isaías 11:6), [que aparentemente sugiere que los animales carnívoros dejarán de perseguir a sus presas] es una parábola y una metáfora. Y lo que quiere decir es que Israel [el cordero o el cabrito que los predadores quieren devorar] vivirá en paz con las naciones del mundo, que [por su permanente agresión y amenazas hacia Israel] fueron comparadas con lobos y tigres [respecto al cabrito,  Israel]…. todas las naciones volverán a la religión verdadera, y no habrá robo ni corrupción, sino que cada cual consumirá lo suyo con la misma paz y tranquilidad que Israel, como está dicho: «Y el león, como el ganado, comerá paja» (Isaías 11:7).  

…. Los sabios dijeron, que no hay ninguna diferencia entre este mundo y los días del Mesías, a excepción el yugo de las naciones [la opresión a Israel; que en los tiempos mesiánicos se acabará].