La Guerra de las Seis Horas

0
1181
image_pdfVer en PDFimage_printImprimir
UN DIA COMO HOY, HACE 55 AÑOS
La guerra de los Seis Dias comenzó en un día como hoy, el 26 de Iyar de 1967 —que en ese año cayó el lunes 5 de Junio— cuando Israel reaccionó a los actos de guerra de Egipto y lanzó un ataque con una flotilla de 197 aviones que partieron de Israel a las 7.15 de la mañana para destruir los aeropuertos militares egipcios y poner así a los aviones egipcios fuera de combate.   La razón por la cual Israel envió a tantos aviones es porque preveían que naturalmente la mayoría de esos aviones serían identificados por los radares enemigos, atacados por sus modernos sistemas de defensa y destruidos en batallas aéreas por los poderosos Mig 21 soviéticos. ¡Pero eso no sucedió! Milagrosamente, todos los aviones llegaron a destino, cumplieron su delicada misión y lo que es más: regresaron a sus bases para realizar otras operaciones. Anteriormente explicamos el primer evento «milagroso» que ocurrió ese dia (ver aquí) .
Mencionaremos ahora dos eventos más que determinaron el éxito de esta misión y la victoria de Israel en esta crítica guerra.
 
MIG vs MIRAGE 
Como la guerra era inminente, todas las mañanas la fuerza aérea egipcia hacía vuelos de inspección y reconocimiento volando sobre la península del Sinai con 4 aviones Mig 21 de origen soviético. Estos aviones eran muy modernos y en las batallas aéreas los Mig 21 podían vencer fácilmente a los aviones franceses Mirage que tenía Israel. Los vuelos de inspección comenzaban a las 4.30 de la mañana y terminaban a las 8.30, con relevos cada 60 minutos. Los egipcios hacían los vuelos en ese horario porque habían estimado que si se producía un ataque israelí, este ocurría durante las primeras horas de la mañana.   El día lunes 26 de Iyar a las 7.15 de la mañana los aviones israelíes despegaron de Israel hacia la península de Sinaí. A las 7.30 de ese día, los Mig 21 debían partir de la base aérea egipcia hacia el Sinaí. El enfrentamiento era inevitable. Israel obviamente había tomado en cuenta que su flota de aviones encontraría a los Mig y por eso despachó casi 200 aviones, previendo que muchos serían derribados por los poderosos Mig 21… 
 
LOS 15 MINUTOS QUE DEFINIERON LA GUERRA
Los aviones israelíes estaban entrando al Sinaí a las 7.30 preparados a enfrentar en los próximos 15 minutos a los Mig y a la artillería antiaérea. Pero increiblemente, los aviones israelíes llegaron a destino sin ser interceptados y a las 7.45 bombardearon las rutas de despegue, impidiendo así que los aviones egipcios pudieran despegar, y además, destruyeron a los aviones de combate Mig ¡en tierra! ¿Qué pasó? ¿Por qué los Mig no estaban en el aire? Ese día, el turno de las 7.30 se demoró. No salió a tiempo porque el oficial a cargo se había atrasado unos minutos. ¿Y por qué se demoró? Muhammad Sidqi Mahmud, el jefe de la fuerza aérea egipcia, había organizado “una fiesta” para sus pilotos la noche anterior, el domingo 4 de junio, para levantar la moral de sus pilotos. La fiesta que incluía bailes y mucha comida se extendió hasta altas horas de la noche y esto hizo que el oficial y los pilotos se retrasaran por “unos críticos 15 minutos”. Lo suficiente para que la milagrosamente la flota de aviones Israelí pudiera cumplir su mision con éxito total.
 
JORDANIA SE UNE AL ENEMIGO
A pesar del desesperado pedido de Israel para que no su uniera a la guerra, Jordania se alió a Egipto y puso su ejercito al mando de un general egipcio, el general Riyad, para hacer mas efectiva la coordinación entre ambas fuerzas. Los jordanos tenían radares muy avanzado y a las 7.20 de la mañana del 26 de Iyar los radares jordanos se llenaron de puntitos que indicaban la invasion de los aviones de Israel, cruzabando hacia la peninsula de Sinai. Inmediatamente transmitieron el urgente mensaje a los egipcios. Pero algo extraordinario ocurrió: los oficiales egipcio no pudieron descodificar el mensaje que llegaba repetidamente desde Jordania y quedaron tan frustrados que terminaron desconectando la comunicación con el servicio de inteligencia jordano. ¿Qué ocurrió? ¿Por qué los egipcios no pudieron descodificar el mensaje jordano? 
 
MILAGROS EN CODIGO 
Este mensaje de emergencia anunciando el ataque Israeli se transmitía con un código secreto, que para que no fuera identificado por el enemigo –es decir: Israel– se cambiaba frecuentemente. El experimentado operador de radares en Aman, Jordania, que detectó los aviones israelíes envió el código de emergencia: “anab”, que en árabe significa “uvas”. Pero ese día a las 0 horas de la noche anterior, ¡el código secreto había sido cambiado!, y el agente jordano providencialmente “se equivocó”, y usó el código anterior, que no pudo ser identificado como autentico por los agentes egipcios. 
Cuando los egipcios se dieron cuenta que podría tratarse de un error humano ya era demasiado tarde: Israel ya había destruido los aeropuertos enemigos y los aviones en tierra.  
 
DEMASIADA CASUALIDAD…
 Cuando nos ponemos a pensar en las 3 cosas que pasaron esa mañana entre las 7.30 y las 7.45, 1. las defensas egipcias que estuvieron inactivas por una hora, por los vuelos VIP del ejercito egipcio 2. Los Mig 21 que se retrasaron unos minutos en despegar para su inspección de rutina y 3. el error en la transmisión del código de alerta, es imposible no ver la Intervención Divina. Todos estos inusuales hechos, fácilmente verificables en cualquier libro de historia sobre la Guerra de los Seis Días, permitieron también que esos mismos aviones pudieran regresar, recargarse de armas y combustible y comenzar nuevas misiones.
Y efectivamnte, ese mismo día, a las 9.30 horas Israel atacó el aeropuerto del Cairo, destruyó sus pistas y todos los aviones militares en tierra: 100 aviones egipcios (aparte de los 200 que destruyó en el primer ataque) fueron destruidos en esta segunda operación, y sólo un avión israelí fue derribado. 
A las 14.30, y con su fuerza aérea prácticamente intacta, Israel reaccionó a los ataques de Siria y Jordania, e increíblemente inutilizó los aeropuertos militares de esos dos países.
Y en una misión posterior, Israel destruyó el aeropuerto militar Irakí H3, que se disponía a enviar aviones y atacar a Israel. 
 
Así, con la incuestionable ayuda de Dios, Israel inutilizó la fuerza area de cuatro paises enemgigos y virtualmnte ganó la guerra, en las primeras seis horas .
 
 
 
Quiera HaShem seguir protegiendo a Israel de sus enemigos. Y que nosotros, Su pueblo, sepamos apreciar, reconocer y agradecer Su permanente intervención y protección. Amén!
 

Hace unos 3000 años atrás, el rey David escribió en su libro Tehilim (Salmo 124) acerca de la Intervención Divina que se revela cuando Israel es atacado por sus múltiples enemigos:

 
שִׁיר הַמַּעֲלוֹת לְדָוִד לוּלֵי ה’ שֶׁהָיָה לָנוּ יֹאמַר-נָא יִשְׂרָאֵל: לוּלֵי ה’ שֶׁהָיָה לָנוּ בְּקוּם עָלֵינוּ אָדָם

«Si Dios no hubiera estado con nosotros, si Dios no hubiera estado con nosotros cuando los hombres [del enemigo] se levantan contra nosotros… [nuestros enemigos] nos hubieran tragado vivos, con su odio encendido contra nosotros, [hubieran pasado] como un torrente de aguas impetuosas sobre nuestras cabezas, y nos hubiera arrastrado [hacia una muerte segura]…  ¡Bendito es HaShem, que no nos ha entregado en sus dientes como una presa indefensa! [Gracias a Su intervención] hemos escapado con vida [de nuestros enemigos], como un ave que escapa de la trampa de los cazadores…. la trampa fue destruida y nosotros sobrevivimos . Nuestra ayuda llega de Dios, el Creador de los cielos y la tierra».