SHALOM BAYIT y los 5 lenguajes del amor

0
335
image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

כָּל דֶּרְֶך אִישׁ יָשָׁר בְּעֵינָיו, וְתֹכֵן לִבּוֹת ה
Un individuo siempre piensa que su manera de actuar es la correcta y normal … Mishlé / Proverbios 21:2

Hace unos años leí un libro que me abrió los ojos a un nuevo y revolucionario concepto: «Los cinco lenguajes del amor» de Gary Chapman. El libro presenta una idea muy simple pero extremadamente importante: no expresamos nuestro cariño por los demás de una manera única y universal. De hecho, todos transmitimos nuestro afecto hacia el otro de diferentes maneras. Durante varios años ayudé y aconsejé a muchas parejas con problemas de Shalom Bayit (literalmente, “Paz en el hogar”), y debo confesar que desde que aprendí estas ideas pude asistirlos mejor. Además, ahora me pregunto si es posible vivir en armonía con tu cónyuge cuando uno ignora el concepto de “lenguajes del amor”. Porque solo cuando te das cuenta de que es normal que tu esposo NO exprese su afecto de la misma manera —o maneras— que tú lo haces, podrás superar las expectativas engañosas e inconscientes que reflejan tu forma particular de transmitir afecto. Cuando uno sin querer estandariza su propia manera de expresar amor, uno se siente decepcionado, porque asume  equivocadamente que su esposa o esposo no lo ama adecuadamente, o no lo ama lo suficiente. Y eso crea una enorme frustración…

Intentaré resumir las cinco formas de expresar el amor.

1. PALABRAS DE AFIRMACIÓN. Muchos expresan su amor por el otro —marido-esposa, padres-hijos— a través de palabras de afecto, elogio y admiración que resaltan los propios sentimientos. Otras personas son menos expresivas con palabras. Un buen marido puede sentir un gran amor por su esposa e hijos, pero por alguna razón innata o adquirida, puede que no sienta la necesidad —o que no sea psicológicamente capaz— de verbalizar su amor y formularlo con palabras. Y si tu lenguaje de amor es a través de “palabras de cariño», y no sabes que las personas expresamos amor en diferentes idiomas, probablemente te sientas frustrado e incluso no amado por tu esposa o esposo

2. TIEMPO COMPARTIDO. Algunas personas canalizan su amor —y se sienten amadas— cuando pasan tiempo junto a la persona que aman. Para ellos “amar es compartir… tiempo juntos”. Les hace felices estar con su cónyuge: caminar, hablar, visitar un parque, jugar o leer algo, disfrutar de la compañía del otro, independientemente de lo que estén haciendo específicamente. Si tu expresas tu amor de esta manera, para ti «no se trata de QUÉ haces sino con QUIÉN estás».

3. OBSEQUIOS. Para algunas personas dar y recibir regalos es la forma principal, o una de las formas principales, de expresar el amor en el matrimonio: cuando me amas me das algo y cuando me regalas algo me amas. Si una persona identifica el amor a través de obsequios, no significa necesariamente que sea materialista. En todas las culturas del mundo, dar regalos es una forma tradicional de mostrar gratitud o reconocimiento. En el matrimonio, los regalos pueden ser símbolos de amor mutuo. Idealmente, lo que importa no es el valor material del obsequio, sino el hecho de que mi esposa pensó en mí o yo pensé en ella en nuestro aniversario de bodas, cumpleaños y particularmente en las fiestas judías (hay una Mitzvá especial para hacer feliz a la esposa obsequiándole regalos en Pésaj, Shabuot y Sucot!).

4. ACTOS DE SERVICIO. Esto significa hacer algo por la esposa o el esposo cuando no lo esperan. Algo que hace feliz a mi esposa y al mismo tiempo no forma parte de la descripción habitual de mis tareas. Un acto de bondad (jesed) realizado sin esperar nada a cambio: sino solo para expresar cariño. Una esposa podría, por ejemplo, sentir que su esposo le está transmitiendo su afecto cuando él hace algo inesperado que no forma parte de los deberes convencionales que se siguen en su hogar. Si, por ejemplo, la ayuda con algunas tareas domésticas específicas que ella suele asumir, sin que ella se lo pida. Ahora bien, si la esposa no comparte este lenguaje de amor, es posible que no considere la acción especial de su esposo como un acto de amor y tal vez lo pase por alto. ¿Ves el problema?

5. CONTACTO FÍSICO. Muchas parejas transmiten su amor mutuo principalmente a través del contacto físico: una caricia, un abrazo espontáneo, tomarse de la mano, etc. Para muchos esta es la forma «natural» de transmitir afecto, y no solo a su cónyuge sino también a sus hijos. Cuando expresas tu amor a través de este lenguaje, también esperas que tu cónyuge se exprese de esta manera. Pero, ¿qué sucede en este y otros casos cuando el esposo o la esposa expresan su amor en un idioma específico que no es correspondido por el cónyuge y uno se siente no-deseado o incluso rechazado? ¿Es posible que tu esposa esté expresando su afecto por ti en su propio idioma, y que tú no puedas identificar su amor?

Continuará