Las tres palabras del libro de Tehilim que más me asustan

0
201
image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

 (Aj tob leIsrael)  אך טוב לישראל

TEHILIM 73

 

EL LADO POSITIVO DE LOS PROBLEMAS

El Rab Moshé Azancot, z”l (el abuelo de mi colega y amigo el rab Aryeh Azancot de Bet Torá, NY) me enseñó un significado muy original (una derasha?) de estas tres palabras de Tehilim.  Literalmente, este pasuq dice que HaShem eternamente bondadoso con el pueblo judío. Pero nosotros, los Yehudim,  ternemos que pasar por el «aj» para apreciarlo.   “Aj” es la primera palabra de este versículo. Y para entender un nuevo significado de este versículo hay que tomar «aj» como onomatopeya, es decir, una palabra cuyo significado está en su sonido. En español, como en hebreo o incluso en inglés (“argh” ) la onomatopeya “aj” es negativa. En español significa “desagrado”. En hebreo: sufrimiento, frustración, angustia. En este sentido (quizás no literal), las palabras de Tehilim están diciendo algo un poco irónico. “Aj», es decir, el sufrimiento, una crisis que a veces nos ocurre a los Yehudim “tob leisrael” al final tiene un resultado positivo para el pueblo de Israel colectivamente. Es muy triste, pero es parte de una dura realidad, que cuando los Yehudim estamos bien y no nos enfrentamos un enemigo exterior, no nos ponemos de acuerdo, nos peleamos, nos dividimos y cada uno tira para su lado. Y lamentable solo el enemigo de turno nos hace despertar y estar unidos otra vez.

CUANDO LO UNICO QUE NOS UNE ES EL ENEMIGO …

Israel ya tuvo 4 elecciones parlamentarias en los últimos meses. Como la sociedad israelí está dividida ningún partido llega a la mayoría automática de los 61 votos necesarios para formar gobierno, así que la uncía manera de tener gobierno es a través de alianzas entre los distintos partidos políticos. Básicamente hay 2 grupos: la derecha y la izquierda, con muchas variantes en el medio. La derecha de Israel, entre otras cosas, tiene una mano dura con el terror, y hace las mínimas concesiones posibles. Esta posición más que ideológica es pragmática: del lado Palestino NO HAY con quién hablar. No hay ningún líder palestino que declare abiertamente, y en árabe,  que quiere “y vivir en paz junto a un estado judío al cual reconocen». Tomando solo este dato en cuenta, los partidos de derecha, contarían con más de 70 votos. Pero esta vez en las elecciones hubo otro factor: los partidos de derecha se dividieron y no formaron una coalición más por “resentimientos personales” (שנאת חינם) entre líderes políticos que por variables ideológicas. Y literalmente, «unas pocas horas” antes de que comenzarán los bombardeos desde Gaza, 3 partidos de derecha se preparaban a traicionar sus principios y estuvieron a punto de formar una coalición con partidos políticos ¡que se oponen explícitamente a la religión judía o que no reconocen el derecho del pueblo de Israel a un Estado judío!  Y entonces comenzaron los bombardeos de Gaza, los disturbios y los “progroms” árabes en Lod, Aco, Haifa, etc.  Y recién entonces un representante de los partidos de derecha decidió dejar de lado sus resentimientos personales y evitar una coalición que, en mi opinión, hubiera sido trágica para Israel. En este momento, y como los sugieren esas 3 palabras de Tehilim, los líderes políticos de Israel, de derecha y centro, están ahora por fin, unidos. «Aj», la crisis sufrida terminó por ser beneficiosa para el pueblo de Israel colectivamente.  Es muy triste que tuvieron que caer cohetes, causar cuantiosos daños materiales y provocar la pérdida de preciosas vidas humanas para volver a la unidad.

EL VERSICULO MAS POSITIVO
La entrega de la Torá, que celebramos en Shabuot, solo fue posible gracias a que estuvimos unidos. Así comienza el texto que describe la revelación Divina en el Monte de Sinai: VAYIJAN SHAM ISRAEL NEGUED HAHAR  «y el pueblo de Israel acampó allí, frente al Monte [Sinaí]». Los Sabios explican que el pueblo judío estaba unido «orgánicamente» como si se tratara de “un solo individuo,  con un mismo corazón”. En ese momento dejamos de lado nuestras diferencias y nos sentimos parte de un mismo pueblo. Agrego algo más: en ese momento estábamos “unidos”  frente al Monte Sinai. Esta palabra frente “negued” también significa “enfrentando” y en este contexto el pasuq nos quiere decir que el pueblo de Israel no estaba unido porque estaba enfrentando a un enemigo común, sino que estaba unido frente a un objetivo en común: recibir la Torá y transfórmanos así en el Pueblo de Dios.

No tengo dudas que B”H Israel triunfara en esta guerra “en todos los frentes”, y no tengo duda que saldremos de esta crisis más unidos y fortalecidos de lo que estábamos antes de este conflicto.

Rezo a HaShem para que aprendamos a «estar y permanecer unidos», no por los misiles mortales del enemigo sino por las palabras inmortales de nuestra Torá.

SHABBAT SHALOM