1

YOM HAATZMAUT

La Tora predijo que el pueblo judío sería exiliado por todos los rincones del planeta (Deut. 29) y también anticipó que el pueblo judío volvería a la tierra de Israel (Deut. 30). El profeta Yesha’yahu elaboró con palabras proféticas y poéticas cómo se llevará a cabo el regreso del pueblo judío a su tierra.

Dirigiéndose a la Tierra de Israel , dijo : (60:4 ) «Tus hijos vendrán desde lejanas tierras; y tus hijas, cargadas sobre los hombros [de sus padres]…» . En ese contexto también dijo: «habrá quienes volarán [a Israel ] como las nubes, y otros que volaran [a Israel] como palomas a sus nidos » .

El Rab Simja Kook , rabino principal de Rehovot, me explicó por qué Yesha’yahu usó en su profecía la idea de nubes y palomas. Las nubes y las palomas representan dos extremos opuestos en términos de movimiento. Las nubes no controlan sus movimientos. Las nubes son movidas por los vientos. Por otro lado, las palomas, tienen un sentido de ubicación extraordinario, un GPS biológico. Un instinto que les permite regresar a su nido desde cualquier lugar del mundo, aún cuando se encuentren a miles de kilómetros de distancia de éste. Por eso, durante miles de años, para enviar mensajes de un lugar a otro se usaban palomas mensajeras. Cuando alguien viajaba de A a B, llevaba consigo palomas criadas en A. Sin importar lo lejos que estuviera B, las palomas siempre encontrarían la forma de regresar a su nido. Contra viento y marea.

Ahora podemos comprender mejor lo que Yesha’yahu haNabi estaba diciendo. Cuando el pueblo de Israel regrese a su tierra, habrá judíos que, como las nubes, volverán a Israel movidos por vientos. Hay vientos políticos, financieros, vientos de persecución, etc. Vientos divinos que traerán a estos Yehudim de regreso a su tierra . Y habrá otros judíos que, como las palomas mensajeras, vendrán de lejos impulsados por sus instintos, sintiendo que al volar hacia Israel estarían regresando a a su casa, a su nido. Mientras que las nubes son empujadas por los vientos, las palomas, para llegar a su nido, a veces tienen que volar contra el viento.

Eventualmente, BH, todos los Yehudim regresaremos a Israel. Si no lo hacemos nosotros, lo harán nuestros hijos o nietos. Todos vamos a reunirnos en la tierra de Israel. Pero debemos elegir cómo queremos llegar allí: como nubes o palomas.

La Tora predijo que el pueblo judío sería exiliado por todos los rincones del planeta (Deut. 29) y también anticipó que el pueblo judío volvería a la tierra de Israel (Deut. 30). El profeta Yesha’yahu elaboró con palabras proféticas y poéticas cómo se llevará a cabo el regreso del pueblo judío a su tierra.

Dirigiéndose a la Tierra de Israel , dijo : (60:4 ) «Tus hijos vendrán desde lejanas tierras; y tus hijas, cargadas sobre los hombros [de sus padres]…» . En ese contexto también dijo: «habrá quienes volarán [a Israel ] como las nubes, y otros que volaran [a Israel] como palomas a sus nidos » .

El Rab Simja Kook , rabino principal de Rehovot, me explicó por qué Yesha’yahu usó en su profecía la idea de nubes y palomas. Las nubes y las palomas representan dos extremos opuestos en términos de movimiento. Las nubes no controlan sus movimientos. Las nubes son movidas por los vientos. Por otro lado, las palomas, tienen un sentido de ubicación extraordinario, un GPS biológico. Un instinto que les permite regresar a su nido desde cualquier lugar del mundo, aún cuando se encuentren a miles de kilómetros de distancia de éste. Por eso, durante miles de años, para enviar mensajes de un lugar a otro se usaban palomas mensajeras. Cuando alguien viajaba de A a B, llevaba consigo palomas criadas en A. Sin importar lo lejos que estuviera B, las palomas siempre encontrarían la forma de regresar a su nido. Contra viento y marea.

Ahora podemos comprender mejor lo que Yesha’yahu haNabi estaba diciendo. Cuando el pueblo de Israel regrese a su tierra, habrá judíos que, como las nubes, volverán a Israel movidos por vientos. Hay vientos políticos, financieros, vientos de persecución, etc. Vientos divinos que traerán a estos Yehudim de regreso a su tierra . Y habrá otros judíos que, como las palomas mensajeras, vendrán de lejos impulsados por sus instintos, sintiendo que al volar hacia Israel estarían regresando a a su casa, a su nido. Mientras que las nubes son empujadas por los vientos, las palomas, para llegar a su nido, a veces tienen que volar contra el viento.

Eventualmente, BH, todos los Yehudim regresaremos a Israel. Si no lo hacemos nosotros, lo harán nuestros hijos o nietos. Todos vamos a reunirnos en la tierra de Israel. Pero debemos elegir cómo queremos llegar allí: como nubes o palomas.




YOM HAZIKARON, 23.169 Z’L

Yom Haatzmaut, el día de la Independencia de Medinat Israel, comenzará esta noche.

Hoy es Yom Hazikarón (Día del recuerdo) el día en el cual recordamos la memoria de aquellos que sacrificaron sus vidas por el establecimiento del estado de Israel y su continua existencia.

Los jóvenes soldados que ofrecieron su vida en las guerras de Israel son los verdaderos héroes de Medinat Israel. El poeta Nathan Alterman los llamó «La bandeja de plata sobre la cual el Estado de Israel nos fue regalado».

Hoy en Israel decenas de miles de personas asisten a los cementerios locales para llorar por sus hijos, nietos, padres, hermanos, abuelos y amigos. En total 23.169 soldados y víctimas del terrorismo que cayeron en las guerras de Israel, desde la guerra de la Independencia en 1948 hasta la actualidad.

Por la mañana, a las 11.00 horas, una sirena suena por todo el país . Todo y todos se detienen durante dos minutos : la gente, los coches, negocios, el transporte público, etc. para honrar la memoria de los héroes caídos.

YOM HAZIKARON en Majane Yehuda, Jerusalem

Se acostumbra a encender una vela en memoria de los caídos.
לעילוי נשמת חיילי צבא ההגנה לישראל ונפגעי פעולות הטרור והאיבה שנרצחו על קידוש ה

Yom haZikaron, anoche en el Kotel:




ÉTICA COMERCIAL JUDÍA: ¿Cómo vender un auto?

En la Torá está escrito ( Vayiqra 19:36 ) » [al comprar o al vender] utilizarás balanzas justas y medidas de peso honestas. [Debes preservar] una efa honesta y un hin honesto. Yo soy haShem tu Dios.» La efa y el hin son unidades de medida bíblicas. La Tora enseña que el vendedor debe mantener sus balanzas ajustadas y limpias para que todas sus ventas sean hechas con integridad. Si la balanza no está limpia, por ejemplo, los restos acumulados en el platillo afectarán el peso final y el comprador recibirá menos de lo que está pagando .

Nuestros rabinos extendieron el alcance de esta Mitzvá a todo tipo de transacciones comerciales. Para recordar esta regla , explicaron que la palabra hin – una unidad para estimar líquidos – es similar a la palabra hen que en arameo antiguo significa «SÍ» (en Hebreo y Arameo, hin y hen se escriben con las mismas letras הין). Y esto es lo que dijeron: de la misma forma que debemos mantener una balanza (hin) honesta debemos mantener un «sí» (hen) honesto. En nuestras transacción comerciales, nuestro «SI» debe ser siempre sincero.

Ilustración : Yo tengo un agencia de autos y un cliente está interesado en comprar un coche ahora mismo si le aseguro que se lo voy a entregar al final de la semana. Yo sé que no voy a tener el coche para el fin de la semana. Pero me digo a mí mismo : «Voy a decir SI y voy a cerrar el trato ahora, y mañana o pasado mañana le digo al cliente que hubo un retraso inesperado.» Este sería un ejemplo de un SI deshonesto. De acuerdo a la ética comercial judía debo decir la verdad a mi cliente, aun cuando yo sé que al decirle NO el cliente podría ir a otro agencia para comprar su vehículo. Si miento y digo un «SI» deshonesto estoy transgrediendo la Mitzvá que me indica que al comprar o al vender, debo decir SI y NO con honestidad.

Rabí Eliezer Papo (1785-1828) en su libro Pelé Yo’etz asegura que aunque en el corto plazo el vendedor podría perder un buen negocio por no usar un falso SI, a largo plazo el SI y NO dicho con honestidad, no sólo es lo correcto desde el punto de vista moral y religioso, sino que también es la decisión comercial mas inteligente. Él dice que no para un vendedor no existe un capital más importante que su palabra, su buen nombre y su reputación.




PIRQUE ABOT 1:7 ¿Qué dicen mis amigos de mí?

Durante los días de Sefirat haOmer se acostumbra estudiar Pirqué Abot, los «Capítulos de los Patriarcas», un tratado de la Mishná compuesto alrededor del siglo II de la Era común. Pirqué Abot no trata los detalles técnicos de las Mitzvot, como por lo general hace la Mishná. Pirqué Abot es una colección de consejos prácticos, morales y éticos, basados en la sabiduría judía de los Principales Sabios (Abot = Patriarcas) de la Mishná.

Hay muchas traducciones y comentarios de Pirqe Abot en español (mi favorita es «Ética del Sinai»). En este caso voy a basarme en Me’am Lo’ez, un comentario sobre Pirqe Abot escrito en ladino por el rabino Ytzjaq Magriso (Turquia, Siglo 18).

Esta Mishná (1:7) (ניתאי הארבלי אומר הרחק משכן רע ואל תתחבר לרשע) habla de vecinos y amigos. Y nos invita a tener cuidado cuando elegimos nuestra compañía.

* El Rab Magriso explica los peligros de las malas influencias. Las influencias, positivas o negativas, no se perciben mientras están pasando. Las malas compañías son como fumar de segunda mano. El daño para uno es prácticamente inevitable y lo que es peor, a veces nos damos cuenta de los efectos de las malas influencias sobre nosotros o nuestros hijos, cuando ya es demasiado tarde.

* También nos ofrece su versión sobre «la verdadera amistad». Un «buen amigo» se define principalmente por su carácter. Un buen amigo es una persona que es capaz de ser feliz por tu felicidad. Una persona que no está celosa de ti cuando las cosas te van bien. Un mal amigo, por el contrario, es quien de alguna manera sufre o siente envidia de tu éxito. Debemos rodearnos de amigos que no son envidiosos y evitaremos así muchos problemas. Esta es una gran lección, no sólo para identificar quién es un buen amigo (lo cual no es una tarea sencilla, ya que los celos no siempre son fáciles de detectar) sino también para mejorar nuestro propio carácter: Debemos aprender a ser emocionalmente generosos y nunca sentir envidia o resentimiento  por el éxito de nuestros colegas y amigos.

* El Rabino Magriso se pregunta: ¿Cuál es la mejor forma de evaluar el carácter de una persona? ¿O, cómo podemos saber si nuestros hijos están bien encaminados? Y responde: cuando quieras evaluar a una persona, observa su círculo de amigos. Quiénes son tus amigos es el mejor indicador de quién eres, o de quién estás a punto de ser.




TEHILIM # 144, desde el campo de batalla

En estos días difíciles para Am Israel, en los que todos tenemos que rezar por la victoria de Medinat Israel y por la seguridad de nuestros jóvenes soldados, los rabinos principales de Israel nos han instado a decir Tefila y leer el libro de Tehilim.

Hoy quiero escribir sobre un Salmo muy especial de Tehilim (Mizmor 144  תהילים קמ«ד) que creo es muy apropiado para este momento en el que nuestros hijos y hermanos, los soldados del Ejercito de Defensa de Israel, están arriesgando sus vidas para proteger a Israel y crear un mejor futuro para todos nosotros.

Dedico este estudio (limmud) a todos ellos.

Los comentaristas de Tehilim , particularmente RaDaQ, explican que el rey David compuso este salmo, cuando estaba luchando contra los Filisteos. Yo también pienso que David compuso este Mizmor mientras estaba en el campo de batalla, en medio del combate. ¿Por qué? Debido a que las palabras, las imágenes, los rezos y los anhelos expresados en este Mizmor son los de un soldado que siente la cercanía inminente del enemigo y la posibilidad de la muerte. Las palabras de este salmo no describen el recuerdo de una batalla, sino la batalla en sí. Los sentimientos, la vulnerabilidad, y los anhelos mientras se están viviendo. El rey David no era un hombre común. Además de ser un Rey y un soldado, era también un poeta. HaShem le concedió la capacidad de poner en palabras la turbulencia que fluía en sus pensamientos y las emociones que atravesaban su corazón, mientras experimentaba esos momentos difíciles.

La lección más importante que David HaMelej nos enseña en este salmo, y lo que cada Yehudi y cada soldado de Israel debe recordar en estos momentos, es que HaShem, nuestro Dios

«va a la guerra con nosotros.» Él está de nuestro lado en el campo de batalla. Al lado de cada soldado de Israel, como lo estuvo con el rey David. Es esta idea, la cercanía de HaShem con los que luchan para defender a Am Israel, lo que nos dará fuerzas y esperanzas que Am Israel BH saldrá victorioso de esta y todas las guerras que (ojalá no) tenga que luchar

לדוד ברוך הצורי, המלמד ידי לקרב אצבעותי למלחמה

PASUQ 1:

«[Salmo escrito] por el rey David. Bendito eres, HaShem, mi roca. El que guía mis manos en la batalla, y mis dedos en el combate «

En primer lugar, el rey David bendice a Dios. En otras palabras, él percibe la presencia de HaShem en el campo de batalla. Es cierto que tenemos que luchar personalmente nuestras guerras y no podemos basarnos solamente en milagros. Pero, como dice la Tora, en tiempos de guerra (Deut. 20:04) «HaShem tu Dios te acompañará a luchar contra tus enemigos, para otorgarte la victoria.» HaShem está con su pueblo. Y lucha con ellos en contra de sus enemigos. David lo ve y le dice a HaShem

«Tu eres mi roca».

La roca era un elemento crucial en la batalla. El soldado se pone detrás de una roca o de un muro para protegerse de los ojos y de las flechas del enemigo. HaShem protege al soldado judío como una roca invisible…

David también le dice a HaShem:

 «Tú guías mis manos ….»

cuando peleo contra mi enemigo en una contienda cuerpo a cuerpo, con mis manos desnudas, allí estás Tú, guiando y prácticamente moviendo mis manos.

Y cuando extiendo el arco y lo sostengo con firmeza

 «Tú guías mis dedos»

Tú apuntas mis flechas, con precisión.

Cuando ataco al enemigo o cuando me defiendo del enemigo, yo sé que Tú estás conmigo.

 

PASUQ 2: Ahora, David HaMelekh, alaba a HaShem, y una vez más,  reconoce Su permanente presencia en la batalla.

חסדיומצודתימשגביומפלטילימגיניובוחסיתי, הרודדעמיתחתי

«Tú eres mi aliado. Tú eres mi fortaleza. Mi torre. Mi refugio cuando me escapo [del enemigo]. Tú eres mi escudo, en el que confío. Tú [me concedes la victoria] y haces que éstas naciones [enemigas] se rindan «.

PASUQ 3: La batalla es intensa, feroz y peligrosísima. David siente que el enemigo está demasiado cerca. Armado, sediento de su sangre e impredecible. Puede ser que lo hayan visto. Pero la posibilidad de la muerte no representa para David un desafío teológico a su convicción de que Dios existe, o a que HaShem está presente en el campo de batalla. Para David la realidad de Dios supera en importancia a su propia realidad. Y cuando siente que el final podría estar cerca, él se eleva sobre su propia realidad y reflexiona sobre el valor de la vida humana desde la perspectiva de Dios. Y se pregunta a sí mismo  

המהאדםותדעהובןאנושותחשבהו

«HaShem: ¿qué es un ser humano para merecer Tu atención?

¿Qué es el hijo de hombre, para ser considerado por Ti? «

PASUQ 4: David se da cuenta de su fragilidad y su mortalidad ineludible. Y se pregunta a sí mismo si tal vez, para HaShem los seres humanos somos demasiado pequeños e insignificantes. ¿Por qué HaShem, Señor del Universo, Creador de miles de millones de galaxias, se preocuparía por nosotros?

אדםלהבלדמהימיוכצלעובר

«El ser humano es [efímero] como un soplo; su vida es como una sombra que pasa»

Nuestras vidas son muy cortas. Parecen insustanciales, como un soplo. Fugaces, como una sombra. Ni siquiera como la sombra de un árbol, que crece lentamente y desaparece a través del día. Más bien, la vida le parece ahora a David haMelej como una sombra que pasa, como la sombra de un pájaro en vuelo, que apenas se puede percibir.  Sintiendo la posibilidad del final de su vida, David o un soldado judío, no cuestionan a Dios. David se pregunta a sí mismo si él es digno de la atención de Dios. Sobre todo, si su efímera vida ha sido o suficientemente significativa como para ser digna de Dios.

PASUQ 5: Ahora David reza. Articula una Tefilá muy inusual. Es como un espejismo, la visión de un soldado desesperado, que no ve ninguna escapatoria, excepto un milagro.

ההטשמיךותרדגעבהריםויעשנו

«HaShem, abre los cielos y desciende, toca los montes [donde los enemigos se esconden] para que hagan humo»  

Más que una oración David expresa la visión de un soldado que se sabe superado en número por el enemigo  y que sabe que en ese escenario sólo «HaShem, descendiendo desde el cielo» puede salvar su vida.

PASUQ 6: David no oculta su vulnerabilidad. Y tiene más Tefilot / espejismos de esperanza. Él desea que HaShem pelee por él. Que use Sus flechas Celestiales contra sus enemigos, y así salve su vida. 

   ברוקברק, ותפיצםשלחחיציך, ותהומם.

«Manda rayos [desde el cielo] y espárcelos, envía Tus flechas celestiales y llénalos de pánico».

  שלחידיך, ממרוםפצניוהצילני, ממיםרביםמידבנינכר.

PASUQ 7: Y si HaShem no destruye a sus enemigos, David ora por un milagro personal, para que HaShem por lo menos lo salve a él. Levántame con tu mano, elévame desde el campo de batalla, y llévame lejos de aquí a un lugar seguro.

«Envía Tu mano desde el cielo, recógeme y rescátame. Sálvame de este gran peligro), de la mano de estos [enemigos] extranjeros»

PASUQ 8: Ahora David HaMelej expresa a HaShem por qué él merece una victoria milagrosa, y el enemigo una derrota Celestial. El enemigo habla con arrogancia contra los Yehudim y contra Ti, su Dios. Y también miente descaradamente. Ellos, los filisteos, juraron con su mano derecha que vivirían en paz con nosotros, y ahora traicionaron su palabra y nos atacaron.

אשרפיהם, דיברשואוימינם, ימיןשקר.

[Sálvame de las manos de los extranjeros] «cuya boca habla con arrogancia, y cuya diestra es una diestra llena de mentiras».

PASUQ 9: Cuando Tú me salves, HaShem no voy a permanecer en silencio. Voy a dedicar mi vida a Ti. Voy a componer para ti un nuevo poema, Salmo, en el cual cantaré Tus alabanzas:

 

אלוהיםשירחדשאשירהלךבנבלעשוראזמרהלך.

«Voy a cantar una nueva canción a Ti,   con un arpa de diez cuerdas»

PASUQ 10: En esa canción declararé la verdad: que no fui yo quien ganó la batalla, sino Tú. Tú eres el que decide la suerte de la guerra. El que otorga la victoria a los reyes y la derrota al enemigo

  הנותןתשועהלמלכיםהפוצהאתדוידעבדומחרברעה.

«El que da victoria a los reyes, y Aquel que salva a Su siervo David, de la espada mortífera»

PASUQ 11: David ora a Dios de nuevo. «Salva mi vida …»

פצניוהצילנימידבנינכראשרפיהם,דיברשואוימינםימיןשקר.

«Sálvame de la mano de esos extranjeros que hablan mentira en sus bocas, y cuya diestra es una diestra de mentiras».

PASUQ 12: Ahora viene un Pasuq muy especial. En medio de la batalla, rodeado por el enemigo cruel y violento, David trae a su mente los recuerdos más dulces. Sus pensamientos son los sueños de cada soldado judío en los momentos más difíciles del combate, o en las largas noches de guardia: Su casa. Su familia. Sus hijos e hijas. Su barrio tranquilo. (Estos Pesuqim son también una extraordinaria ventana que nos permite acceder a lo que era la vida de Am Israel en los tiempos de David haMelej.  Cuáles eran, y obviamente cuáles deben ser también para nosotros,  los valores, los modales y las aspiraciones del Pueblo judío).

אשרבנינו, כנטיעיםמגודליםבנעוריהםבנותינוכזווייותמחוטבות, תבניתהיכל

מזווינומלאיםמפיקיםמזן אלזןצאננומאליפותמרובבותבחוצותינו

Estando rodeado de asesinos y gene violenta en el campo de batalla, David se acuerda de los refinados niños y jovenes judíos de su ciudad. Para quienes la guerra no es un orgullo, sino una necesidad no deseada. Esos jóvenes son buens y educados debido a que sus padres se ocupan de ellos desde su infancia. Los padres judíos educan a estos niños como «árboles recién plantados»,  que tienen que ser ubicados en posición vertical y cuidadosamente recortados, para que crezcan hacia arriba, con principios inamovibles y con fortaleza.

David recuerda también a las niñas, las jóvenes doncellas judías. Ellas son humildes y discretas, pero caminan con clase y  dignidad. Son niñas de la realeza. Educadas para ser los pilares de un palacio (= hejal).  Este «palacio» es «la casa judía» en la cual los padres coronan a haShem como el Rey de ese hogar.

Finalmente, David también recuerda la bendición material que HaShem tan generosamente les ha otorgado.

«Nuestros hijos jóvenes son como los árboles recién plantados, cuidadosamente trabajados desde su juventud. Nuestras hijas como columnas rectas, capaces de sostener un palacio. Nuestros graneros están llenos, con alimentos de todo tipo. Nuestros rebaños se cuentan por miles,  decenas de miles de animales [pastan] en nuestros campos» ..

 PASUQ 14: Ahora, David HaMelej articula lo que probablemente es el punto más relevante para justificar su petición a Dios por la victoria y la paz. Una petición que resuena en nuestros oídos como si fuera nuestra propia petición, hoy en día, a HaShem: «Nosotros, Am Israel, hemos sido bendecidos por Tu mano. Hoy tenemos, gracias a Ti, suficiente comida y bienes materiales. Nuestro mayor orgullo son nuestras hermosas familias. Estamos orgullosos de educar, no a pequeños guerreros entrenados para matar, sino a niños y niñas que construirán «palacios» para Ti, y familias que vivirán vidas ejemplares. A nosotros no nos atraen las peleas y conflictos. No preofesamos el odio y la violencia.  Nuestros barrios y comunidades son un ejemplo de paz y armonía. No hay robos, ni violencia ente nosotros. Sino lealtad, confianza y respeto. En nuestras ciudades las personas no pelean ni se insultan el uno al otro. Vivimos en prosperidad y paz.

 

אלופינו מסובליםאיןפרץואיןיוצאתואיןצווחהברחובותינו.

«Nuestros bueyes están cargados [de alimentos], no hay ruptura de  paredes [= robo], ni salidas [= infidelidad], ni gritos de violencia en nuestras calles».

NO QUEREMOS GUERRA. NO NECESITAMOS GUERRA. NO BUSCAMOS ESTA GUERRA.

PASUQ 15: Estamos satisfechos con lo que tenemos,

Pero estamos especialmente felices de lo que somos.

Somos AM ISRAEL.

El pueblo de HaShem

אשריהעםשככהלואשריהעםשהאלהיו

«Felices son los que viven así. Bienaventurados aquellos que HaShem es su Dios»  

Sólo queremos vivir en paz.

Y alcanzar nuestra aspiración más alta.
El pueblo de Israel, viviendo en la tierra de Israel, siguiendo la Torá de HaShem, nuestro Dios, el Dios de Israel.

 

 




TEHILIM # 113: Halel

1. Alabad a HaShem! Alabad a HaShem,  Sus siervos; alabad el nombre de la HaShem.

2. Que el nombre de HaShem sea alabado, desde ahora y para siempre.

3. Desde el nacimiento del sol hasta donde se pone, el nombre de HaShem es alabado.

4. HaShem es exaltado sobre todas las naciones, su gloria sobre los cielos.

5. ¿Quién es como HaShem nuestro Dios, Aquel que se sienta en las alturas?

6. ¿Y se detiene a contemplar los cielos y la tierra?

7. Él levanta al pobre del polvo, y al menesteroso alza de los basurales;

8. Para sentarlos con los príncipes, con los príncipes de su pueblo.

9. Es Él Quien puede hacer que la mujer sin hijos, se trasforme en una feliz madre de niños.

Alabad a HaShem

Este Salmo explica la singularidad del pueblo judío en la forma que éste alaba a HaShem.  Con este Salmo inauguramos cada Halel durante todo el año.
La primera parte de este Salmo responde a una serie de preguntas: (i) ¿Quién debe alabar a HaShem? Y responde: Los siervos de D-s deben alabarlo. (Ii) ¿Qué debería ser alabado? – El nombre de Dios debe ser alabado. (Iii) Cuando se debe hacer este elogio? – Desde ahora y hasta la eternidad. (Iv) Y ¿Quiénes alaban a HaShem? Todos, en todo el mundo, de este a oeste.

En la segunda parte, David haMelej observa que no sólo los judíos  alaban a Dios. De este a oeste, “D-s es exaltado por todas las naciones!» ¿Por qué? «A causa de los cielos” se le honra. Cualquier persona, no sólo un Yehudí, es capaz de levantar sus ojos y apreciar la increíble sabiduría divina con la que el cosmos fue diseñado.

En la tercera parte, David haMélej señala que, a pesar de que todas las naciones pueden alabar, exaltar y honrar a HaShem como el Diseñador Inteligente y el Creador del universo, la alabanza que proclama un Yehudí se manifiesta también en otro sentido. Sabemos que D-s. Sabemos que a pesar que Él mora en lo alto y que el cosmos fue creado por Alguien más allá de nuestra comprensión. Pero, a diferencia de todos los demás, también sabemos que D-s, que habita en lo alto, también “desciende” y supervisa los asuntos terrenales, lo que está pasando aquí abajo, en nuestro mundo material!

Nosotros, los judíos tenemos la capacidad de reconocer que el mismo Dios que está más allá de nuestro alcance, es El que trae la justicia en este mundo, en la más pequeña de las escalas. Es Él Quien puede levantar a un hombre pobre, desde los basurales hasta la más alta posición social. Es Él Quien puede hacer que una madre estéril, felizmente, esté rodeado de hijos.  Y siendo que podemos discernir que HaShem también opera en  esta micro escala, nuestra alabanza hacia Él es única.

Es posible que la idea de “los pobres que son elevados desde los basurales hacia lo mas alto de la sociedad” se refiera a la salida de Egipto. Donde, desde esclavos, nos convertimos en una nación gloriosa, una nación que más tarde fue buscada por el Imperio Egipcio (en los tiempos del rey Salomón) para crear una alianza. La ‘madre estéril’ puede ser también una alusión a la Tierra de Israel, que a menudo se denomina un ‘madre estéril’, siempre y cuando sus hijos, el pueblo de Israel, no estén viviendo en ella. Por lo tanto, en este Salmo pedimos que de la misma manera que Dios nos trajo de la miseria al bienestar cuando nos sacó de Egipto,  así también esperamos que Él una vez más traiga a todos los Hijos de Israel de regreso a su tierra, con la redención del Melekh HaMashiaj. AMEN.




TEHILIM 124, y los tuneles de la muerte

Ayer estaba leyendo sobre los «túneles del terror» que Israel ha descubierto recientemente. Este descubrimiento, y una operación (fallida) de terrorismo en la que 13 terroristas de Hamas emergieron de uno de estos túneles en territorio Israelí, fue la gota que rebaso el vaso,  y el elemento que desencadenó la decisión de iniciar una ofensiva terrestre en Gaza.
De acuerdo con el Primer Ministro de Israel, Binyamin Netanyahu, esos túneles representan una «amenaza existencial para Israel». Estos túneles conectan Gaza con Israel, algunos de ellos se extienden más de un kilómetro en territorio de Israel. Desembocan en ciudades, kibutzim y pueblos, y estaban listos para ser utilizados.  Imagínense si un día, Jas veShalom, 50 o más terroristas hubieran entrado a las ciudades y Kibbutzim de Israel entrando por 30 tuneles diferentes. Según Libby Weiss, portavoz del ejército israelí, estos 1500 terroristas podrían haber matado a cientos o miles de ciudadanos israelíes, podrían haber cometido actos de terrorismo masivo y hasta secuestrar a decenas de Israelíes,  llevándolos a Gaza por esos túneles.
El descubrimiento de esos túneles, creo, fue un acto de Providencia  de HaShem (השגחה).  Y debemos agradecer a HaShem que esta horrible amenaza, para la que no se ha encontrado todavía  ninguna defensa, fue descubierta ahora y no después de un mega-ataque terrorista.
Esta mañana, cuando leí Tehilim 124 (תהילים קכ»ד), un Mizmor que recitamos cada día, me di cuenta de que este salmo es muy apropiado (e inspirador!) para nuestras circunstancias. En este Mizmor, David HaMelej alaba a HaShem, e invita a todo Am Israel a hacer lo mismo, por estar de nuestro lado y por no dejar que el enemigo nos dañe. Los enemigos de Israel son comparados con un animal salvaje tiende trampas y busca destrozar a su presa con sus dientes. El enemigo nos ataca como un torrente de odio, con el objetivo de eliminarnos de la tierra. Pero HaShem frustra sus planes. Casi nos tenian en sus dientes, pero HaShem ha desmantelado sus trampas. Escapamos vivos, como un pájaro que vuela a salvo de la emboscada mortal.
Debemos agradecer a HaShem por haber abierto los ojos de nuestros soldados y líderes, que descubrieron esas trampas mortales, y frustraron los planes mortales del enemigo.
Que HaShem proteja a todos aquellos que están arriesgando sus vidas para protegernos y para traer un futuro mejor para Israel.
Que HaShem  bendiga a Medinat Israel con la victoria y la paz duradera .
שיר המעלות לדוד לולי ה ‘שהיה לנו יאמר נא ישראל לולי ה’ שהיה לנו בקום עלינו אדם אזי חיים בלעונו בחרות אפם בנו אזי המים שטפונו נחלה עבר על נפשנו
  אזי עבר על נפשנו המים הזידונים ברוך ה ‘שלא נתננו טרף לשניהם נפשנו כצפור נמלטה מפח יוקשים הפח נשבר ואנחנו נמלטנו עזרנו בשם ה’ עשה שמים וארץ
Tehilim, 124
1. Canción de ascenso, [compuesta] por David, «¿Qué hubiera pasado si HaShem no hubiera estado de nuestra parte?» Que todo Israel proclame.
2. «¿Qué podría haber pasado si HaShem no hubiera estado de nuestra parte cuando esos hombres [= los enemigos de Israel] nos vienen a atacar?
3. Nos hubieran tragado vivos, en su ardiente odio contra nosotros!
4. Como [torrentes de] agua nos hubieran cubierto; aguas que nos hubieran ahogado.
5. Esas aguas mortales de violencia, se habrían desbordado contra nuestras propias vidas.
6. Bendito es HaShem, que no dejó que nos destrozaran con sus dientes.
7. Escapamos, como un pájaro que escapa de la trampa del cazador. La trampa se rompió, y pudimos liberarnos.
8. Nuestra ayuda viene de HaShem, el Creador del cielo y la tierra.
תפילה לחיילי צבא הגנה לישראל
Tefila por los soldados del Ejercito de Defensa de Israel
מִי שֶׁבֵּרַךְ אֲבוֹתֵינוּ אַבְרָהָם יִצְחָק וְיַעֲקֹב הוּא
יְבָרֵךְ אֶת חַיָּלֵי צְבָא הֲגַנָּה לְיִשְׂרָאֵל, הָעוֹמְדִים עַל
מִשְׁמַר אַרְצֵנוּ וְעָרֵי אֱלהֵינוּ מִגְּבוּל הַלְּבָנוֹן וְעַד
מִדְבַּר מִצְרַיִם וּמִן הַיָּם הַגָּדוֹל עַד לְבוֹא הָעֲרָבָה
בַּיַּבָּשָׁה בָּאֲוִיר וּבַיָּם. יִתֵּן ה’ אֶת אוֹיְבֵינוּ הַקָּמִים
עָלֵינוּ נִגָּפִים לִפְנֵיהֶם. הַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא יִשְׁמֹר
וְיַצִּיל אֶת חַיָלֵינוּ מִכָּל צָרָה וְצוּקָה וּמִכָּל נֶגַע
וּמַחְלָה וְיִשְׁלַח בְּרָכָה וְהַצְלָחָה בְּכָל מַעֲשֵׂה
יְדֵיהֶם. יַדְבֵּר שׂוֹנְאֵינוּ תַּחְתֵּיהֶם וִיעַטְרֵם בְּכֶתֶר
יְשׁוּעָה וּבְעֲטֶרֶת נִצָּחוֹן. וִיקֻיַּם בָּהֶם הַכָּתוּב: כִּי ה’
אֱלֹהֵיכֶם הַהֹלֵךְ עִמָּכֶם לְהִלָּחֵם לָכֶם עִם איבֵיכֶם
לְהוֹשִׁיעַ אֶתְכֶם:
וְנאמַר אָמֵן:



Honra a tu padre y a tu madre…

17 de Jeshvan, 5771

Honra a tu padre y a tu madre… « (Shmot20.12)

 

Este es el Quinto de los 10 Mandamientos.  

 

Es el primero de los 10 Mandamientos que trata del tema de nuestras responsabilidades hacia terceros.

 A diferencia de “respetar” a los padres (“obedecerlos”, ver previa Halajá del Día) este mandamiento está dirigido principalmente a los adultos- y no a los niños.

Honrar a los padres refiere al cuidado y atención que les debemos proporcionar a nuestros padres cuando son mayores y necesitan de nuestra asistencia. Normalmente, este mandamiento comienza a tener aplicación cuando los hijos devienen en esposos, esposas, y padres ellos mismos,  y a su vez sus padres se transforman en dependientes.

 

Los Rabinos explican que esta Mitzvá consiste en ayudar y asistir a los padres de forma práctica, y tanto como podamos.

Si están enfermos o débiles y necesitan ayuda para comer, debemos alimentarlos. Si requieren ayuda para vestirse, o para limpiarse o para caminar, o par air al doctor, etc, debemos asistirlos.

 

Piensen sobre esto: alimentar, vestir, caminar, ir al doctor: estas son cosas que precisamente hicieron nuestros padres por nosotros cuando éramos niños.

Ahora, cuando ellos dependen de nosotros, Di-s Todopoderoso nos ordena que nos hagamos cargo de su cuidado y los ayudemos.Es muy importante recordar que Kabod significa ‘dignidad‘. Por lo tanto, esta  this Mitzvah significa  el dignificar a los padres y madres de uno, el mantener su dignidad. Por ende, cuando asiustimos a nuestros padres, uno debe ser cuidados y tener en mente que debe preserver su dignidad y nunca convertirse en lo que el Talmud llama de manera crítica “un padre de sus propios padres”