YITRO: ¿La primera conversión al judaísmo?

0
370
image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

וַיְשַׁלַּח מֹשֶׁה אֶת חֹתְנוֹ וַיֵּלֶךְ לוֹ אֶל אַרְצוֹ

Exodo 18:27

LA VISITA DE LOS SUEGROS

Moshé recibe la visita de su suegro, Yitró, que llega con Tziporá, la esposa de Moshé y sus dos hijos: Gereshom y Eliezer.   Yitró llegó al campamento de Israel no solo para traer a su hija y a sus nietos con su padre. Yitró venía mucho entusiasmo. Había escuchado —se había enterado—de todo lo que HaShem hizo por el pueblo de Israel: cómo los rescató de Egipto y cómo había derrotado al Faraón, el hombre más poderoso del mundo en esos tiempos.  Yitró se alegra por el pueblo judío y bendice a HaShem proclamando que él ahora reconoce que HaShem, el Dios de Israel, “es superior a todos los dioses”.  Yitró sabía de otros dioses, ya que como la Torá misma lo corrobora, era (¿es?) un sacerdote pagano en el pueblo de Midián.  De acuerdo a los Sabios el amor de Yitró por el Dios de Israel no termina con sus declaraciones: Yitró se convierte al judaísmo.  

YITRO SE ESTABLECE EN YERIJÓ

Los Sabios afirman que cuando la Torá dice que Yitró deja al pueblo judío y vuelve a “su tierra” Yitró en realidad se estableció el ciudad de Jericó,  conocida también como la ciudad de la palmeras (עיר התמרים).  Y es así que en el libro de Shofetim, capitulo 1, versículo 16 encontramos una referencia directa a los descendientes de Yitró:  וּבְנֵ֣י קֵינִי֩ חֹתֵ֨ן מֹשֶׁ֜ה עָל֨וּ מֵעִ֤יר הַתְּמָרִים֙ אֶת־בְּנֵ֣י יְהוּדָ֔ה מִדְבַּ֣ר יְהוּדָ֔ה אֲשֶׁ֖ר בְּנֶ֣גֶב עֲרָ֑ד וַיֵּ֖לֶךְ וַיֵּ֥שֶׁב אֶת־הָעָֽם׃

Y los descendientes del Kenita (Yitró), el suegro de Moshé llegaron desde la ciudad de las palmeras [Jerico] hasta [donde habitaban] los hijos de Yehudá … y vivieron con ellos…

 Yitró fue el primer converso en el pueblo judío 

Esta es la opinión de prácticamente todos los rabinos. Con excepción de un sabio: Ribbí Yehoshua. Esta referencia es tan elusiva que no la puedo citar de una fuente directa sino de un texto del famoso Rabino Jayim Benattar en su comentario Or Hajayim: Allí, en Bamidbar 10:30, menciona que Ribbí Yehoshua opina  que Yitro no se convirtió: luego de visitar el campamento de Israel regresó a su tierra a seguir viviendo su vida no judía. Es posible que con el correr del tiempo los Kenitas, descendientes de Yitró y amigos o aliados (como Ya’el) del pueblo judío se “asimilaron” a los habitantes de Yehudá, se convirtieron, como ocurrió con los Edomitas.

SI YITRO NO SE CONVIRTIÓ…

Sigamos esta opinión, que es también la más razonable de acuerdo al Peshat (el texto leído literalmente) y veamos qué podríamos aprender de nuevo.

Es importante notar que Yitró en primer lugar «se alegra» por todo lo que hizo Dios por Israel, «bendice a Dios», «reconoce al Dios de Israel» y acto seguido «ofrece un sacrificio a Dios», en agradecimientopor todo lo que hizo por los judíos desde que salieron de Egipto.

Aunque es un poco vergonzoso reconocerlo, Yitró hizo varias cosas que los mismo judíos todavia no habian hecho, como ofrecer un sacrficio de agradecimiento, luego de haber saldo de Egipto.  ¿Nos estará indicando la Torá que a veces el no judío puede ser más sensible que nosotros mismos acerca de todo lo que Dios hace hacia Israel, y muchas veces nosotrois mismo nos cuesta reconcoer? 

Cuando leo lo que hizo Yitró, no puedo dejar de pensar por ejemplo en Mark Pence, el ex vicepresidente de Estados Unidos y su discurso en 2016. pence, un hombre religioso pero no judío,  habla del Estado de Israel con más sensibilidad y entusiasmo que muchos judíos…

Yitró, si no se convirtió, puedo haber sido el primer no-judío en alabar admirar a Israel, pero no fue el último.

YITRO vs AMALEQ

Aunque este tema se puede ahondar mucho mas, quiero terminar con otro punto muy importante en cuanto a la visión de la Torá hacia los no judíos. La Parashá de esta semana comienza con la visita de Yitró y su incomparable entusiasmo y admiración hacia HaShem y su pueblo.    Pero vale la pena notar que inmediatamente antes de que Yitro entre en escena, la Torá nos cuenta sobre otro personaje no judío: Amaleq.   Amaleq siente un odio visceral hacia Israel: una enemistad existencial, irracional –y sin motivos–hacia el pueblo judío. Pero no son solo sentimientos negativos: Amaleq expresa su odio hacia Israel a través de los hechos: ataca a Israel con la obsesiva determinación de hacer desaparecer al pueblo de Israel o por lo menos dañarlo. 

Si Yitró no se convirtió, se podría inferir que Amaleq y a Yitró, uno junto a otro,  representan dos tipos de actitudes de los gentiles hacia los judíos:  en esos tiempos, e increiblemente tambien en el presente, hay gentiles que como  Amaleq sienten un odio irracional por el pueblo judío, y siguen hoy tan “activos” como en el pasado. Pero también hay no-judíos que son como Yitró (¡y no son pocos!) aman , y admiran a Israel, el pueblo, el estado y su Dios .  

No hay mucho nuevo bajo el sol…