Encendemos las velas de Janucá antes de encender las velas de Shabbat

0
1548
hanukkah
image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

VIERNES, ANTES DE LA PUESTA DEL SOL
Todos los días de Janucá encendemos las velas después de la puesta del sol, pero el viernes  encendemos las velas de Janucá unos 20 minutos antes de la puesta del sol, e inmediatamente después se encienden las velas de Shabbat.

Para saber la hora del encendido de las velas de Janucá y Shabbat en tu ciudad de residencia, ver aquí. 

Hay otro punto importante a tener en cuenta cuando encendemos las velas de Janucá el viernes por la tarde: normalmente, las velas de Janucá deben permanecer encendidas al menos por media hora. El viernes, sin embargo,  debemos agregar más aceite a las velas –o si usamos velas de cera o parafina debemos procurar velas más largas–para que permanezcan encendidas por lo menos por una hora adicional, contando desde la puesta del sol.

EN LA SINAGOGA

También es costumbre encender las velas de Janucá en la Sinagoga. Hoy, viernes, encenderemos esas velas en la Sinagoga alrededor de 10 minutos antes de la puesta del sol  (si es posible, después de Minjá) y las berajot se recitarán solo si diez o más personas están presentes en el momento de encender las velas. Si no hay diez personas en la Sinagoga en ese momento, debemos encender las velas sin decir beraja. Las velas de Janucá no se deberán encender si ya llegó la hora de la puesta del sol.

PREGUNTA
Si voy a pasar Shabbat en la casa de mis padres, suegros o amigos, ¿debo encender mis propias velas de Janucá en mi casa antes de salir, o en la casa de nuestros familiares?

RESPUESTA

1. Si vamos a pasar Shabbat, por ejemplo, en la casa de mis padres, con la intención de cenar y quedarnos a dormir allí, mi esposa, mis hijos y yo, estaremos incluidos automáticamente en el encendido de las velas de mis padres, porque comemos y dormimos en su casa. Y en este caso no necesitamos encender nuestras propias velas de Janucá antes de salir de nuestras casas. Tampoco necesitamos encender velas de Janucá en nuestra propia habitación en la casa de mis padres o familiares, sino que participamos del encendido de velas de la familia con la cual vamos a pasar Shabbat.

2. Ahora bien, si voy con mi familia a la casa de mis padres o de algún otro familiar solo para la cena de Shabbat, entonces debemos encender las velas de Janucá antes de encender las velas de Shabbat en nuestra propia casa, con nuestra propia familia– esposa, hijos–. Es importante aclarar que en este caso, uno no debe salir de su casa mientras las velas de Janucá están encendidas, para evitar cualquier riesgo de incendio.

HABDALÁ SÁBADO NOCHE
En la Sinagoga, cuando termina el Shabbat, primero encendemos las velas de Janucá y luego recitamos la Habdalá, para que más personas puedan presenciar las velas y promover así el milagro de Janucá (pirsumé nisá). Si recitamos primero la Habdalá, es posible que muchas personas abandonen la sinagoga antes de encender las velas .

En nuestros hogares, sin embargo, primero recitamos la Habdalá y luego encendemos la velas de Janucá